Ticker de noticias

Sacaron fríamente a María Celeste Arrarás del programa Al Rojo Vivo

¡No lo puedo creer, María Celeste Arrarás fue despedida de su programa Al Rojo Vivo! Al parecer ni ella se lo esperaba. Fríamente le avisaron que ya no debía presentarse a su trabajo, a su programa, Al Rojo Vivo, porque ese es su programa, fue ella quién le dio vida, aunque la hayan sacado.

La excusa ha sido la pandemia y a que planean hacer cambios, ¡mentira! La sacaron porque quisieron y es que últimamente en Telemundo, canal que Comcast es dueño y desde que César Conde, el ex esposo de Pamela Silva (para que lo ubiques mejor), funge como presidente de NBCUniversal News Group desde mayo 2020, se han estado despidiendo a muchos de sus talentos, muchos que llevan años trabajando para Telemundo. Otras afectadas han sido Carolina Sandoval, quien triunfa en las redes sociales y como mujer de negocios y Rashel Díaz.

Cuando el señor Conde fue parte de Univisión, también hizo “una limpia” de talentos, y qué coincidencia qué también esté pasando lo mismo ahora en Telemundo.

Es evidente que aunque Maria Celeste haya escrito un post de despedida en su Instagram haciéndonos creer que acepta y entiende lo que le ha pasado, este despido fue inesperado y no amigable, porque después de haber estado presentando un programa por 18 años, se merecía una despedida digna, como por ejemplo, tuvo Don Francisco, en su momento.

Ya querían involucrar/acusar a Myrka Dellanos, gran amiga de María Celeste y que había estado trabajando desde marzo en el programa, como la causante de su salida, pero Myrka aclaró inmediatamente que ella no tenía nada que ver y aprovechó para recordar que le quedaban pocos días como presentadora en el programa, hasta en su tono de voz el cinco de agosto, se notó su tristeza por el inesperado despido de su amiga.

Cualquiera pensaría que María Celeste tenía mucho poder en ese canal, pero no, al final la trataron como a una empleada más. Posibles causas ocultas de su despido: la edad, ya va a cumplir 60 años, salario alto, envidia… Sean las razones que hayan sido, si algo es seguro, es que económicamente no va a estar mal, por el momento que descanse un rato, que no todo es trabajo.

A %d blogueros les gusta esto: